Hallan nuevos marcadores de células madre cancerígenas en sangre que podrían ayudar a predecir la respuesta a la radioterapia en pacientes con cáncer de mama

El cáncer de mama es el más común en las mujeres y una de las causas más importantes de muerte por cáncer en todo el mundo. La presencia de células madre cancerígenas (CMCs) en los tumores se ha relacionado con una mayor tasa de recaídas, metástasis, y resistencia al tratamiento con quimio y radioterapia. Así, la radioterapia (RT) que se usa ampliamente para el tratamiento del cáncer de mama no siempre es efectiva, siendo la heterogeneidad y complejidad biológica del tumor y, principalmente, las CMCs que forman parte del mismo, las responsables de la recurrencia y metástasis después de la RT. Por otro lado, el microambiente o nicho que rodea al tumor es otro de los factores importantes a tener en cuenta para determinar la eficacia de la RT en las mujeres con diferentes tipos moleculares de cáncer de mama. 

Seguir leyendo