‘La Universidad de Granada restaura (2015-2019)’ expone el esfuerzo de la UGR por conservar y difundir su patrimonio

La exposición se muestra en el Crucero del Hospital Real y está compuesta por casi 200 piezas de la colección patrimonial universitaria

Siglos de actividad académica e investigadora han permitido a la Universidad de Granada atesorar un valioso patrimonio histórico. Un privilegio que a la vez lleva aparejado el compromiso de su conservación, difusión y transmisión a las generaciones futuras como parte de su compromiso cultural e identitario. La Universidad de Granada restaura (2015-2019), una exposición que puede visitarse desde hoy en el Crucero del Hospital Real, muestra el esfuerzo de la UGR en los últimos cuatro años en la salvaguarda, conservación y difusión de ese legado patrimonial.

La Universidad de Granada restaura (2015-2019) ha sido inaugurada por la rectora de la UGR, Pilar Aranda, que ha explicado que el objetivo de la exposición era mostrar a la comunidad universitaria y a la sociedad en general “el esfuerzo que se ha realizado en los últimos años en la conservación del patrimonio de la universidad. Tenemos un patrimonio que nos esforzamos en restaurar y difundir”. El objetivo del actual equipo de gestión, ha dicho la rectora, es “cuidar, preservar y mostrar este patrimonio que, en definitiva, cuenta la historia de la UGR en todas sus facetas. Gracias a ese legado podemos entender la docencia, investigación, producción artística e intelectual de estos siglos atrás. También a través de los diferentes inmuebles en los que ha habido alguna actividad universitaria”, ha dicho la rectora.

Aranda también ha explicado que la exposición puede servir de toque de atención para que personas que tienen piezas patrimoniales de interés en su poder acudan a la universidad y valoren la posibilidad de donarlas. La muestra, que se puede visitar de lunes a viernes de 11.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.30 horas, incluye un taller de restauración con restauradores profesionales que trabajarán in situ en restauración de documentos y de obras de arte durante las horas de apertura de la exposición. La exposición podrá visitarse hasta el 5 de enero.

Víctor Medina, vicerrector de Extensión Universitaria y Patrimonio, ha recordado que el catálogo patrimonial e histórico de la UGR incluye piezas artísticas, científico-tecnológicas y documentales, tanto muebles como inmuebles, y ha recordado que el trabajo de su vicerrectorado en el ámbito patrimonial ha sido exhaustivo y “ha mostrado el compromiso de esta universidad y de este equipo con la conservación y difusión del patrimonio, un ámbito en el que, además, la UGR investiga activamente”.

El vicerrector ha explicado que en estos últimos cuatro años se han registrado y catalogado numerosas piezas, “algo más de 3.000 son, además, nuevas, porque la colección sigue creciendo”. Además, se han desarrollado numerosas actuaciones de conservación y restauración, que incluye la reubicación de algunas colecciones en espacios con las necesarias condiciones de temperatura y humedad y, por supuesto, “hemos puesto en marcha un plan de divulgación y difusión del patrimonio para que la sociedad conozca esta riqueza patrimonial con la que contamos”.

El visitante podrá visitar, de un modo especialmente divulgativo, de piezas excepcionales. Muchas proceden de los laboratorios científicos (aves, ceroplastias, frascos de cristal con productos químicos en su interior), otros son documentos docentes o de gestión de la UGR. También se muestran mapas usados en la docencia hace años que muestran una geografía distinta a la actual, banderas, fuentes restauradas o algunos ejemplos de tecnología de épocas pasadas.

Teresa Espejo, directora del Secretariado de Conservación y Restauración y comisaria de la exposición, ha explicado durante el acto de inauguración que La Universidad de Granada restaura (2015-2019) “es un recorrido a través de las piezas por todas las fases de la conservación del patrimonio”. En ese sentido, ha explicado que el primer paso es la conservación preventiva, la que actúa en el medio en el que se localiza la pieza pero sin tocar la pieza patrimonial en sí. A continuación, la conservación curativa, la que actúa sobre el objeto para frenar el deterioro. En tercer lugar, la restauración, que frena el deterioro pero ya obliga a intervenir de un modo u otro en la pieza y que permite, tras la actuación, observarla en su estado original o muy similar a él. Esta actuación, cuando afecta a bienes inmuebles es la que se denomina rehabilitación.

Espejo ha recordado que “el hecho de encontrarnos en la universidad favorece el desarrollo de estas actuaciones sobre el patrimonio en un contexto de investigación y formación. De hecho, los estudiantes del grado de Conservación y Restauración de Bienes Culturales que imparte la Facultad de Bellas Artes trabajan e investigan con piezas de nuestro catálogo patrimonial. Hacemos un trabajo de intervención y, también, de investigación, docencia y difusión del patrimonio“, ha concluido.

#gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 25%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in wp-includes/media.php */

‘La Universidad de Granada restaura (2015-2019)’ expone el esfuerzo de la UGR por conservar y difundir su patrimonio
‘La Universidad de Granada restaura (2015-2019)’ expone el esfuerzo de la UGR por conservar y difundir su patrimonio