Un estudio abre las puertas a nuevos tratamientos más eficaces para combatir los parásitos intestinales y su implicación en la enfermedad de Crohn

Un equipo de investigadores españoles, pertenecientes a las universidades de Granada y Valencia, ha desarrollado un nuevo mecanismo para el control de los gusanos intestinales, que posee importantes implicaciones en el tratamiento de algunas patologías inflamatorias del aparato digestivo como la enfermedad de Crohn, un proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal. Dentro de los nematodes parásitos humanos son las lombrices blancas (oxiuros) las que son de entre parásitos humanos, los menos patógenos y más conocidas por nuestra población, se encuentran en el intestino grueso de muchos niños. Su infección provoca un picor intenso, aunque no se considera grave.

Seguir leyendo