Una técnica permite determinar de forma rápida y muy fiable de dónde proviene el aceite de palma

Investigadores de la UGR utilizan por primera vez y con buenos resultados la fusión de datos cromatográficos para identificar el origen geográfico del aceite de palma mediante técnicas quimiométricas

El aceite de palma es el aceite más consumido en el mundo, y sus bajos costes de producción han hecho que el número de plantaciones de palma industrial se haya multiplicado en los últimos años. Esto ha provocado la destrucción de bosques tropicales, la expulsión de poblaciones indígenas y graves problemas ambientales como la deforestación y la contaminación atmosférica. Para evitarlo, desde hace unos años las empresas productoras deben obtener la acreditación de “aceite de palma sostenible certificado”, que garantiza que el producto que comercializan proviene de plantaciones forestales conocidas y que se siguen unos criterios ambientales y sociales sostenibles. Sin embargo, los casos de fraude son comunes.

Para dar respuesta a la demanda cada vez más creciente sobre el origen geográfico del aceite de palma, las investigadoras Pilar Callao e Itziar Ruisánchez, del grupo de investigación de Quimiometría, Cualimetría y Nanosensores, del departamento de Química Analítica y Química Orgánica de la Universidad Rovira i Virgili (URV), en colaboración con los investigadores Luis Cuadros y Ana María Jiménez del grupo de investigación “Análisis en Alimentación y Medio Ambiente (AnAMA)”, del departamento de Química Analítica de la Universidad de Granada, han utilizado diferentes técnicas que permiten determinar, de forma más económica y rápida, cuál es la procedencia de este producto.

Seguir leyendo