Las madres de bebés diagnosticados pequeños para la edad gestacional durante el embarazo muestran una peor salud emocional que los padres

Las madres de bebés diagnosticados pequeños para la edad gestacional (PEG) durante el embarazo muestran una peor salud emocional respecto a sus parejas masculinas, y más síntomas de distréspsicológico. Además, los niveles de resiliencia son más bajos entre las madres que entre los padres. Así se desprende de un estudio realizado por un equipo multidisciplinar de científicos de la Universidad de Granada (UGR) y del Servicio de Ginecología y Obstetricia y Servicio de Pediatría del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, que ha analizado el distrés psicológico (estrés, ansiedad y depresión) experimentado por madres y padres de bebés PEG, la resiliencia o capacidad para superarlo y ser capaz de sobreponerse y la influencia que ambos tienen en el neurodesarrollo del bebé PEG.

Seguir leyendo