Un estudio aporta nuevos datos sobre la compleja relación ‘amor-odio’ entre leones y hienas, que compiten por la carroña

Es bien sabido que los leones (Panthera leo) y las hienas manchadas (Crocutacrocuta) compiten por las mismas presas, fundamentalmente mamíferos ungulados de tamaño medio-grande. Incluso, los leones pueden arrebatar las presas cazadas por las hienas, y viceversa, en una interacción denominada “cleptoparasitismo”. No obstante, los hábitos carroñeros de estas dos especies van mucho más allá, de modo que ambas especies aprovechan prácticamente cualquier cadáver que encuentren en sus prospecciones del territorio. De hecho, a veces consumen más carroña que presas vivas. Pero, ¿cómo interactúan leones y hienas en la carroña?

Seguir leyendo