Científicos de la UGR prueban que ningunas gafas pueden hacer que los daltónicos vean nuevos colores

Solo en España hay casi 2 millones de personas daltónicas (uno de cada 12 hombres y una de cada 200 mujeres), cuya capacidad para discriminar los colores está reducida respecto a observadores normales. Por tanto, confunden ciertos colores, lo que les lleva a  enfrentarse a ciertas dificultades cotidianas en su vida diaria, además de no poder optar a determinados trabajos donde son excluidos (maquinista de tren, piloto, policía, bombero…).

Seguir leyendo