La evidencia científica actual no permite afirmar que la estimulación cerebral mejora el rendimiento físico y deportivo

La estimulación transcraneal con corriente directa (conocida por sus siglas en inglés tDCS) es una técnica de estimulación cerebral no invasiva que puede inducir cambios en la corteza cerebral por medio de dos electrodos. Normalmente, el electrodo ánodo (electrodo objetivo) se coloca en el área cerebral objeto de la estimulación, mientras que el electrodo cátodo se coloca fuera del cráneo (por ejemplo, en el hombro). A continuación, los electrodos se conectan a una pequeña batería que emite la corriente eléctrica. En el campo de las ciencias del deporte y el ejercicio físico se han utilizado intensidades entre 1 y 2 mA.

Seguir leyendo