La investigación antropológica de los restos óseos del Infante Don Pedro de Castilla revela que falleció en torno al año de vida, una edad mucho más temprana a la que se le atribuía

El área de Antropología de la Universidad de Granada (UGR) y el servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada han llevado a cabo el análisis antropológico de los restos óseos pertenecientes al Infante Don Pedro, hijo del rey Enrique II de Castilla. Los resultados de la investigación, encargada por la Catedral de Segovia y dirigida por el catedrático de la UGR José Antonio Lorente Acosta, han sido presentados esta mañana en rueda de prensa, y determinan que la edad del Infante a su fallecimiento era considerablemente menor a la que se le atribuía en algunos textos históricos, que se fijaba entre los 10 y 12 años.

Seguir leyendo