Destacan el importante papel de las moléculas secretadas por las células madre cancerígenas en el desarrollo tumoral y su aplicación en la oncología de precisión

Las células madre cancerígenas (CMCs) son una subpoblación tumoral responsable de la metástasis y la resistencia a la quimio y radioterapia, lo que conduce a la recaída tumoral en pacientes tratados. Como consecuencia, detectarlas y erradicarlas representa un desafío actual en oncología de precisión. Sin embargo, en un tumor no sólo están presentes las células tumorales, sino también otros tipos celulares que cumplen funciones clave en el desarrollo tumoral. Las CMCs regulan el comportamiento del tumor a través de la interacción con estas células y su entorno, al secretar un conjunto de factores de diverso origen (lo que se conoce como secretoma). A través de este secretoma, las CMCs generan y activan su propio nicho tumoral al reclutar otros tipos celulares, y modulan la vascularización, metástasis, resistencia a fármacos y su propio mantenimiento.

Seguir leyendo