Científicos de la Universidad de Granada demuestran que las gafas VINO 02 Amp Oxy-Iso tampoco ayudan a los daltónicos a ver el color como lo haría una persona sin daltonismo

En Europa un 8% de la población masculina y 0,5% de la femenina (lo que supone casi 4 millones de españoles) poseen desde su nacimiento una visión anómala del color (conocida comúnmente como daltonismo). Sin embargo todavía no existe un tratamiento eficaz, aunque se hayan probado terapias genéticas con éxito en ratones y primates. Actualmente existen en el mercado ayudas activas y pasivas para intentar mejorar la visión defectiva del color en daltónicos, algunas de las cuales son de dudosa efectividad. Las ayudas activas modifican el color de las imágenes mediante algoritmos de procesamiento de imágenes que aumentan el contraste entre los colores que son indistinguibles para el usuario. Las ayudas pasivas se basan en filtros de color que se pueden usar, como gafas tintadas o lentes de contacto, incluso con su correspondiente compensación optométrica. Entre estas ayudas pasivas destacan, por su novedad e impacto mediático, las gafas comercializadas por las compañías norteamericanas EnChroma y VINO.

Seguir leyendo