De muestreo con la próxima generación de científicos marinos

A la vez que la sociedad comienza a exigir mayor atención a los océanos, la Ciencia sigue su curso, el camino que han marcado los oceanógrafos desde hace más de cien años. Las movilizaciones, divulgaciones y demás medios de concienciación comienzan a hacer mella en la política internacional, a la vez que una nueva generación de científicos, la mejor formada hasta el momento, intenta abrirse paso en un mercado laboral global con recursos muy limitados. Son los cerebros mejor amueblados del planeta para analizar los océanos, hablan todos en inglés independientemente del lugar de procedencia y, por ahora, no entienden de diferencias de género pero, ¿saben de dónde vienen esos datos que más tarde diseccionan para generar pautas con el fin de conservar el medio ambiente? Lo cierto es que a menudo no tienen la posibilidad de formarse en esta parte básica de la ciencia a la que dedican su vida.

Seguir leyendo