La fundación de la Universidad de Granada

Época
1525-1531
Carlos V

Promovida por Carlos V el 7 de diciembre de 1526, durante su estancia en la ciudad y en el contexto de los acuerdos adoptados por la Congregación la Capilla Real, la Universidad de Granada fue la única de iniciativa real entre las fundadas en España durante la época renacentista. El 14 de julio de 1531 Clemente VII expedía una bula, confirmando la fundación y erección de la Universidad de Granada atendiendo la petición del emperador de que el Estudio General era necesario «para que, en el mismo reino, se propague el culto del nombre divino y de la fe católica», y «estimando que del estudio de las letras se deriva la salud de las almas». En ella se concedía a sus profesores, graduados y estudiantes los mismos privilegios y exenciones que gozaban las universidades de Bolonia, París, Salamanca y Alcalá y se nombraba al arzobispo de Granada patrono y administrador general de la institución.

El 19 de mayo de 1532 la Universidad de Granada celebraba en el palacio arzobispal su primer acto público, presidido por el arzobispo Gaspar de Ávalos, quien, el 8 de agosto de aquel mismo año, en su calidad de protector y administrador, nombraba los primeros encargados del gobierno de la institución: rector, canciller, ocho consiliarios y doce diputados. En esos primeros años la Universidad celebraba sus actividades en la catedral o en la Capilla Real. En 1538 Universidad y colegios se trasladaron a su nueva sede, al edificio de la Curia eclesiástica, construido por Diego de Siloé, donde permanecería hasta 1769; en su fachada se inscribió una leyenda inspirada en la bula pontificia, pero retocada de manera agresiva hacia la población morisca: «Esta Universidad fue fundada para ahuyentar las tinieblas de los infieles (Ad fvgandas infidelium tenebras haec domus literaria fvndata est), por mandato del cristianísimo Carlos, siempre augusto, Rey de las Españas, con trabajo e industria del ilustrísimo y reverendísimo don Gaspar de Ávalos, arzobispo de Granada, en el año del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo de 1532».