Director:
 
Antonio Malpica Cuello

Código del Grupo: HUM 162

Dirección Postal:
Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas.   
 
 Facultad de Filosofía y Letras  Campus Universitario de la Cartuja.
Granada, C.P.18071

Correo electrónico:
 e-mail:
tharg@ugr.es
 Tlf:
      958 24 36 53

 NUEVO PORTAL DE ARQUEOLOGÍA MEDIEVAL:

 
 

Diseño y programación
Multimaxmedia

BREVE HISTORIA


   El Grupo de Investigación Toponimia, Historia y Arqueología del Reino de Granada nació oficialmente en 1989, a partir de una convocatoria de formación de equipos de investigación realizada por la Consejería de Universidades de la Junta de Andalucía. Desde esta fecha recibe una financiación regular y proporcional a las publicaciones de sus miembros y a las actividades científicas que organiza. Su nombre responde en gran medida a las inquietudes de quienes lo componen, aunque, por otro lado, también se trata de las disciplinas objetivamente necesarias para conocer el reino de Granada. Esta entidad política, que lo es también social, económica y cultural, puede ser definida como el último reducto musulmán en la Península Ibérica, normalmente llamado con el nombre de la dinastía que ocupó el poder hasta la conquista castellana, reino nazarí, cuyo periodo de vida abarcó desde mediados del siglo XIII hasta finales del siglo XV. No obstante, la realidad construida a partir de él por los cristianos, o lo que es lo mismo, su incorporación a la Corona de Castilla como reino de Granada,también es objeto de estudio, al menos hasta principios del siglo XVI, por algunos de nuestros investigadores.
   Como todo el periodo andalusí, del que el nazarí no es algo distinto sino sólo su epígono, su estudio no puede ser abordado a partir de una documentación de archivo contemporánea al periodo que se quiere analizar, sencillamente porque ésta no se ha conservado nada más que de forma testimonial. Por otro lado, la que existe, junto con las fuentes narrativas árabes, han sido objeto de traducción y estudio fundamentalmente por parte de los arabistas. Un punto de vista histórico para abordar esta temática seguía siendo imprescindible y ha sido aportado a partir del examen de los documentos generados por la conquista cristiana. Sus limitaciones, sin embargo, han sido puestas, reiteradamente de manifiesto: una perspectiva del vencedor sobre una realidad, además, completamente ajena e incluso opuesta a la suya. Por ello la Arqueología medieval ha encontrado aquí su campo de trabajo más justificado y afín, pues se ha convertido en el instrumento ideal para analizar la sociedad nazarí perdida. Pero sería injusto decir que únicamente ha servido a este objetivo, pues, como cualquier investigador podrá comprender, al analizar el paisaje en una prospección arqueológica o al abrir el suelo en una excavación en el medio urbano o rural el arqueólogo no puede decidir qué parte del pasado quiere ver. De esta manera, han ido surgiendo temas que han completado el marco temporal nazarí
   El nombre del grupo hace alusión a que el estudio de la toponimia ha tenido una cierta importancia en él. Este hecho se debe a que los nombres de lugar, tanto mayores como menores aparecidos en la documentación medieval, son en su mayoría de origen árabe. Buena parte de los investigadores que lo integramos hemos estudiado la lengua árabe, con objeto de acceder a las fuentes de época islámica, así como a los topónimos recogidos en la documentación. Asimismo hay que señalar que el primer director del grupo fue un arabista, desgraciadamente ya fallecido, que era catedrático de Lengua Arabe en la Universidad de Granada, el profesor Amador Díaz García.
   Podemos concluir, por tanto, que nuestro Grupo de Investigación aborda el estudio de la presencia islámica en el solar que luego ocuparía el reino nazarí (básicamente, las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería) y de las transformaciones ocurridas después de la conquista castellana. Este periodo histórico abarca dos sociedades distintas definidas, la primera de ellas, como tributaria-mercantil y, la segunda, como feudal y protocapitalista. La evolución hasta ahora poco conocida que pudo tener lugar en las estructuras sociales andalusíes puede ser más fácilmente apreciable si miramos al extremo de esta cadena histórica, es decir, al mundo nazarí. Por otro lado, la ruptura que supone la instalación de los castellanos hace del reino granadino un lugar privilegiado para apreciar este proceso de enfrentamiento que, aunque se expresa en claves políticas (Estados nazarí y castellano) y religiosas (Islam-Cristianismo), va mucho más allá de éstas, pues se trata de dos realidades estructuralmente diferentes.
Los proyectos de investigación y las actividades científicas organizadas reflejan estos intereses. En ellos los principales temas abordados, siempre dentro de la época medieval (musulmana y castellana ya explicadas) han sido los siguientes:

   - Dentro de la Toponimia: edición de documentos árabes y estudios de toponimia mayor y menor.

   - Dentro de la Arqueología medieval: el poblamiento, la cerámica, el desarrollo urbano y elementos concretos dentro de ellos, como los castillos o el palacio nazarí por antonomasia, la Alhambra, así como la organización de los espacios de explotación económica (agrícola, pastoril, etc.).

   - Dentro de la Historia medieval: las estructuras sociales y económicas nazaríes y castellanas a partir del análisis de los espacios productivos (distribución de la propiedad de la tierra, reparto social del agua, repoblación cristiana y formación de señoríos castellanos).