HIDRATOS DE CARBONO

Los cereales Quizá sólo te suenan los que se toman en el desayuno, pero a este grupo pertenecen también el pan, la pasta y el arroz, entre otros. Al ser hidratos de carbono complejos (polisacáridos) no engordan tanto como los dulces o el azúcar (disacáridos), estos últimos más fácilmente asimilables por el organismo y más rápidamente almacenados por él en forma de glucógeno y de grasa. 

También contienen vitaminas (más cantidad si son integrales, o sea, con la cascarita del grano que es donde están las vitaminas del grupo B) y celulosa, que supone fibra para nosotros, pues al no poder asimilarla "sale tal cual entra", lo cual es bueno.

El arroz integral combate el estreñimiento y aporta vitamina E (un potente anti- oxidante). El arroz no es astringente; sí lo es el agua que resulta de cocerlo. (Un remedio casero para la diarrea es beber el agua de haber cocido 20 gramos de arroz en un litro de agua durante ½ hora al menos.)

En nuestras comidas, debería aparecer un plato diario de este grupo de alimentos: arroz, pasta, migas de pan, migas de sémola, pizzas... Pueden combinarse con los demás grupos y apenas tienen grasa.

100 gramos de pasta suponen 360 calorías.


 


 
El azúcar Debemos tomarlo en cantidades reducidas. Además se encuentra en cantidad en alimentos naturales y elaborados: frutas, mermeladas (la cocción de la fruta elimina las vitaminas), pasteles, golosinas, bebidas refrescantes y bebidas alcohólicas.

Cada gramo que se quema en el organismo libera 4 calorías: una cucharadita suponen 16 calorías y un azucarillo 20 calorías.

El chocolate es prácticamente energético (tiene un 64% de hidratos de carbono y un 24% de grasas) y más si contiene frutos secos.
La miel aporta energía (100 gramos suponen 300 calorías), minerales, vitamina C y otras del grupo B.

En cuanto a los pasteles y dulces elaborados, el mayor inconveniente son los aditivos artificiales: emulgentes, colorantes, aromatizantes... y el colesterol procedente de las grasas animales con que se fabrican.


 

Patatas Son alimentos mixtos. Por una parte, contienen gran cantidad de hidratos de carbono y por otra pertenecen al grupo de verduras y hortalizas. 

Cien gramos en crudo proporcionan 89 calorías. 

También contiene vitamina C pero el lavado después de pelarlas la elimina, también si se cuecen con mucha agua. Las patatas guisadas pierden el 80% de su vitamina; las patatas al horno la conservan en mayor cantidad. Las patatas rojas contienen también vitamina A y son mejores para freírlas, las blancas para cocer.

Volver