Áreas del Congreso

ÁREA SALUD Y BIOMECÁNICA

La práctica de actividad física previene el desarrollo de  factores de riesgo cardiovascular ya desde la infancia y  adolescencia. Entre esos factores de riesgo se encuentra la  obesidad, la dislipidemia, la  hipertensión o  la resistencia a la insulina. Resultados de estudios poblacionales han puesto de manifiesto que la actividad física no sólo previene la aparición de estas enfermedades sino que aumenta la esperanza y la calidad de vida en personas sanas así como en aquellas con alguna enfermedad. Estos beneficios se aplican a todas las edades. Es por tanto de interés clínico así como para la salud pública estudiar qué, cómo y cuánta actividad física es suficiente para prevenir y tratar las enfermedades crónicas del siglo XXI. La biomecánica deportiva es un área científica cuyo campo de interés se orienta hacia el análisis del movimiento humano, profundizando fundamentalmente en el estudio de la causa del movimiento (las fuerzas), así como en las consecuencias sobre el sistema músculo-esquelético. Esta disciplina aporta información muy valiosa para la optimización del rendimiento deportivo, la promoción de la salud y la prevención de riesgos musculo-esqueléticos, teniendo en consideración las fuerzas externas e internas que interactúan con el cuerpo humano (estática, cinética, mecánica bioestructural), así como el comportamiento generado (cinemática, energética, ergonomía). Para llevar a cabo estos análisis se emplean metodologías y tecnologías con una visión multidisciplinar, apoyándose en principios de la mecánica orientados hacia el análisis del mundo biológico (el cuerpo humano), así como la interacción del hombre con su entorno (pavimento, aire, agua) y los diversos materiales empleados en el deporte: calzado, implementos de golpeo (raquetas, pelotas, etc.), sistemas de locomoción (bicicletas, embarcaciones acuáticas, etc.).