Página personal de

Eduardo Battaner López

Inicio Investigación Docencia Trayectoria profesional Libros publicados Divulgación Enlaces

Trayectoria profesional


Situación actual:

Premios (enlace)

Trayectoria:

Nací en Burgos en 1945.

Observatorio de Cartuja
(Granada)

Estudié "Física" en la Universidad Complutense de Madrid. Terminé en 1967.

Me incorporé al Observatorio de Cartuja, perteneciente a la Compañía de Jesús. Después me enteré de que mi abuelo, Sebastián Battaner, había sido el electricista que llevó a cabo la instalación eléctrica del Observatorio. Téngase presente que el Observatorio fue erigido en 1902.

Bajo la dirección de Teodoro Vives, S.J. realicé una primera "Tesina" sobre la lente de Fabri en Fotometría Fotoeléctrica. Esta tesina no se llegó a leer. Debía presentarla como dirigida por J.M. Torroja en la Universidad Complutense. Se la envié sin quedarme yo con una copia y al llegar el momento de la lectura, no me atreví a pedírsela a tan ilustre profesor.

El Max-Planck-Institut für Aeronomie en Lindau (Harz), en colaboración con el Observatorio de Cartuja, iba a poner un fotómetro para observaciones de "airglow" (emisión de la alta atmósfera) y buscaban a alguien que se ocupara de él. Me trasladé a Lindau (Harz, Alemania) para completar el diseño del fotómetro, bajo la tutela de H. Hans Lauche.

Observatorio Mojón de Trigo

Instalamos el fotómetro en una caseta especialmente diseñada. Yo vivía en la Estación de Alta Montaña del Observatorio de Cartuja, a 2500 m de altitud, en el llamado Observatorio "Mojón de Trigo", hoy en ruinas. Antes de anochecer, debía llegar a la caseta, hacer un calibrado y comenzar las observaciones. Al amanecer debía volver a la caseta, recoger las medidas, y poner una cubierta protectora.

La distancia entre el "Mojón de Trigo" y la caseta no era mucha, unos 700 metros, pero dadas las ventiscas y las condiciones meteorológicas extremas de Sierra Nevada y mi respeto exagerado por las medidas (evidentemente, cuando había ventisca no servían para nada), mis idas y venidas entre mi casa (el "Mojón de Trigo") y la caseta resultaron muy peligrosas, estando en varias ocasiones en peligro de muerte.

En el Mojón de Trigo no había ni luz ni agua. Tenía que subir diariamente 40 litros de agua desde el Albergue Universitario (a la sazón dirigido por D. Antonio Zayas) y soportar muchas otras adversidades. Recibía 8500 ptas mensuales por mi labor.

El periodista Tico Medina nos hizo un reportaje a mi mujer y a mí como la familia que habitaba a mayor altura en Europa.

Fotómetro de airglow tras
una ventisca

En 1969, fruto de mi estancia en el Mojón de Trigo fue mi tesina segunda, "Medida del coeficiente de extinción de la atmósfera con el airglow como fuente". Mi director fue Teodoro Vives, aunque fue leída en la Universidad de Madrid presentada por J.M. Torroja.

Entré en la Universidad de Granada, en el Departamento de Física, dirigido por Gerardo Pardo. Obtuve una plaza de Profesor Adjunto.

Bajo la dirección de Gerardo Pardo, realicé mi tesis "Estudio sobre las emisiones del oxígeno atómico atmosférico", la primera tesis de Física que se leyó en la Universidad de Granada, en 1972. Además de la calificación habitual de "Sobresaliente cum laude", esta tesis mereció el premio "Compañía Sevillana de Electricidad".

Con ella se solidificó el tema de investigación de mi primera etapa: "Airglow", Alta atmósfera Terrestre, y más adelante se amplió a las atmósferas de otros planetas, en particular, Venus, Marte y Saturno.

En la lectura de mi tesis formó parte del Tribunal el gran sabio Francisco Morán Samaniego, por quien siempre sentí auténtica veneración.

En 1972 me trasladé como post-doc, con una beca de la Max-Planck-Geschellshaft, al Max-Planck Institut für Aeronomie en Lindau (Harz). La beca fue por dos años y fue precedida por otra del Goethe Institut para aprender alemán en Radolfzell, durante dos meses. En mi estancia en Lindau, estuve en el grupo de H. Hans Widdeln, aunque mi director real fue Peter Stubbe. Volví en 1974, incorporándome al Departamento de "Física Fundamental" de la Universidad de Granada.

Combinaba mi docencia en la Universidad con la investigación en el Observatorio de Cartuja, entonces ya llamado "Observatorio Universitario de Cartuja", al pasar su responsabilidad a la Universidad.

Parte del Grupus

Junto con J.M. Quintana, A. Rolland, P. López de Coca, V. Costa, J.M. García Pelayo y algunos otros, creamos el Instituto de Astrofísica de Andalucía, perteneciente al CSIC. Dirigí en él la Sección de Atmósferas Planetarias, formando a varios científicos que hoy son grandes especialistas. Mis raíces universitarias me llevaron por otros derroteros pero es para mí un orgullo constatar que el grupo de atmósferas planetarias iniciado por mí en el IAA, constituye hoy una rama floreciente de este Instituto.

Mis relaciones con el Instituto de Astrofísica de Canarias han sido más que buenas, desde su comienzo hasta hoy, pudiéndome considerar en ocasiones como uno más de ellos. Mis amigos y compañeros del IAC, empezando por su Director, F. Sánchez, siguiendo por M. Prieto, E. Mediavilla, F. Garzón. J. Beckman, etc. han mantenido conmigo una permanente actitud de colaboración científica y amistad. Dedico una frase tierna para mi grandísimo amigo fallecido prematuramente, Carlos Sánchez Magro.

Tras ocupar diferentes tipos de Profesor Adjunto Interino, en 1975 obtuve la plaza de Profesor Titular de "Mecánica y Termología" por oposición. Fui "bi-titular" pues en 1985 obtuve la plaza de Profesor Titular de "Física de la Tierra, Astronomía y Astrofísica" mediante una inútil oposición; fue inútil porque al poco de sacarla un nuevo decreto nos daba a los funcionaros de la Universidad la oportunidad de elegir el Área que quisiéramos.

Casa de Newton

Soy Catedrático desde 1988. Desde entonces mi vida académica ha sido estándar aunque intensa.

Me precio de haber contado con la amistad del fallecido S. Chandrasekhar.

Soy cabeza del grupo de "Astrofísica Galáctica", al que llamamos GRUPUS (en inglés, "GRanada University Project on Universe's Science" en latín, "Granatensis Universitas pro Universum Scientia"), actualmente formado por A. Guijarro, E. Florido, J. Jiménez-Vicente, U. Lisenfeld, I. Pérez, M. Relaño, B. Ruiz Granados, M.L. Sánchez-Saavedra, A. Zurita, Simon Verley, Tomás Ruiz y Pablo Martín. No puedo incluir desgraciadamente a L. Lara, que falleció, siendo esta muerte una de las más dolorosas experiencias de mi vida profesional.

He dirigido 15 tesis doctorales. De estos doctores, uno ha sido Presidente del CSIC, 4 son Profesores de Investigación del CSIC y 4 Catedráticos de Universidad.

He sido un buen "encauzador" de jóvenes estudiantes a la investigación del Cosmos, despertando vocaciones y procurando materialmente su iniciación. Granada es la tercera universidad española, tras Madrid y Barcelona, en cuanto a la formación de licenciados que hoy son doctores en Astrofísica.

He tenido la suerte de impartir asignaturas muy diversas, lo que ha sido muy formativo para mí. La labor docente ha sido muy cuidadosamente trabajada y a ella me sigo entregando con intensidad y celo, en su doble faceta, como "autor" y como "actor". He recorrido también todos los niveles, desde la divulgación, la libre configuración, primer y segundo ciclo, doctorado, másteres, cursos en la Universidad Internacional de Andalucía, etc, etc. Me siento un pedagogo nato.