http://www.ugr.es/

 

UNIVERSIDAD DE GRANADA   

Departamento de Estratigrafía y Paleontología

Facultad de Ciencias                                  

Alberto Pérez-López (Página web personal)

HOME

DOCENCIA

INVESTIGACIÓN

TRIÁSICO

 

 

EL TRIÁSICO

 

 

 

 

 

 

 

El Triásico o Trías

VON ALBERTI, en 1834, definió el Trías para designar tres formaciones que caracterizan este período de la historia de la Tierra en Alemania central. Los depósitos son principalmente de carbonatos marinos de plataformas someras, y depósitos continentales siliciclásticos (capas rojas). Las tres formaciones que definió Alberti (1984) para toda Europa Central (desde Inglaterra hasta Rusia) fueron:

- Buntsandstein: formado por areniscas, conglomerados y algunas lutitas, con predominio del color rojo; (Fotografía 1)

- Muschelkalk: esencialmente calcáreo; (Fotografía 2)

- Keuper: constituido por arcillas y margas de colores abigarrados, con evaporitas y algunos niveles de areniscas. (Fotografía 3)

Esta trilogía (Buntsandstein, Muschelkalk, Keuper) es relativamente fácil de reconocer por sus litofacies en amplias zonas de todo el mundo.

Paleogeografía

En aquel tiempo el océano Atlántico no existía y el mar del Tethys iba expandiéndose hacia occidente cubriendo con sus aguas todo el centro y el sur de Europa. En la Tierra sólo había un único y gran continente, denominado Pangea, donde se podría distinguir una zona continental septentrional llamada Laurasia, y una zona meridional llamada Gondwana.

El Triásico se caracteriza por la fracturación incipiente del Pangea, con la formación y desarrollo de numerosos y complejos sistemas rift con diferente subsidencia y evolución. Dentro de este contexto se depositaron materiales con distintas facies según tres dominios sedimentarios principales: Dominio Continental, Dominio Germánico y Dominio Alpino.

El Dominio Continental se caracterizó por el depósito de materiales detríticos relacionados con sistemas fluviales y aluviales, en general (New Red Sandstones).

El Dominio Germánico se dio en las amplias plataformas de margen continental que rodeaban al Tethys, en medios sedimentarios de transición y marino someros.

El Dominio Alpino está representado por facies marinas menos restringidas, conectadas con el Tethys.

En estos dominios se depositaron respectivamente los materiales triásicos de facies red beds, de facies germánica y de facies alpina. El Trías germánico viene a ser como un Trías de transición entre el Trías del Alpino y el Trías Continental (New Red Sandstones).

Escala cronoestratigráfica

Estas formaciones han planteado numerosos problemas cronoestratigráficos debido al contexto tectosedimentario y paleogeográfico en el que tuvo lugar su depósito. El Buntsandstein, Muschelkalk y Keuper no pueden ser consideradas como unidades cronoestratigráficas, es decir, no tienen el valor de pisos (Virgili et al., 1977). Por lo tanto, deben ser consideradas como litofacies, correspondientes a unidades heterócronas. Entonces, el conjunto de materiales de un mismo tipo de facies -ya sea Buntsandstein, Muschelkalk o Keuper- se deben considerar como unidades litoestratigráficas, pues, se superponen estratigráficamente de abajo a arriba según un orden determinado: Buntsandstein seguido del Muschelkalk y Keuper (Tabla cronoestratigráfica).

Cuando se pretendió correlacionar los materiales del Trías depositados en las áreas del Tethys, que presentan facies marinas, con las facies continentales y lagunares de Alemania (facies germánica) se abrió una gran problemática que dio lugar a una doble escala de nomenclatura: la "alpina" y la "germánica".

Naturalmente la escala hecha en el dominio marino (alpina) se estableció con faunas bioestratigráficamente más significativas: ammonites, foraminíferos, conodontos, bivalvos, etc. y sólo ésta muestra una verdadera isocronía. Así se ha visto que en la misma cuenca de Alemania el Buntsandstein no corresponde siempre al Trías inferior, sino que la sedimentación detrítica puede alcanzar a distintos niveles del Trías medio.

Fauna y flora

Al principio del período Triásico, la flora estaba dominada por los helechos y las plantas gimnospermas (coníferas, cicadales), y hacia el final del Triásico aparecieron las primeras plantas con flores y frutas (angiospermas). En las zonas más húmedas se desarrollaron los helechos, aunque predominaban sobre todo las coníferas y palmeras (cycadofitas). Con técnicas especiales se han encontrado granos de polen y esporas de las plantas que vivieron durante el Triásico. El polen es una parte de las plantas muy resistente y por eso se pueden conservar en los sedimentos. El estudio detallado de las distintas especies de estos granos de polen han permitido conocer la edad de las rocas donde es ha encontrado el polen.

Al mismo tiempo, los vertebrados fueron poblando los continentes y empezaron a aparecer los primeros dinosaurios sobre la tierra, que llegaron a dominarla en el período posterior, en el Jurásico. Mientras que los reptiles dominaban la superficie de la tierra, en los mares habitaban los notosaurios y los ictosaurios (similares al delfín, con una longitud superior a los 10 metros). También en este período aparecen los primeros mamíferos aunque no adquieren importancia hasta la desaparición de los dinosaurios, hace 65 millones de años.

El clima

Este período se caracterizó por un clima cálido y árido, aunque en algunas regiones era templado. Europa, o lo que correspondería a nuestro continente europeo, estaba más cerca del ecuador y formaba parte del gran continente (Pangea). Por lo tanto el clima era en general cálido. Existían dos estaciones una seca y otra húmeda con abundantes lluvias en verano, siendo las temperaturas más altas en las regiones septentrionales del gran continente.